Reseña – Levanta Capital es más que un juego

Reseña – Levanta Capital es más que un juego

Por Carlos Junco

Esta es la segunda vez que mi equipo y yo participamos en Levanta Capital, un evento que pareciera ser sólo un juego pero que, hoy, nos ayudó a cerrar nuestra meta de inversión mínima de 310,000 pesos.

Nuestro proyecto se llama Fritime, una app que ofrece promociones y productos gratis a los usuarios y que, al mismo tiempo, ayuda a las marcas a posicionarse frente a sus audiencias reales. El costo de una demostradora que invita a las personas a probar el nuevo juguito de piña en la calle anda por los 400 pesos diarios. Fritime es un mercado virtual de social gifting en el que las marcas lanzan sus campañas de sampling de una manera mucho más efectiva, ya que pueden decidir cuántos productos regalar, a cuántas personas y a qué perfil de usuarios llegar. También es más barato, ya que nosotros cobramos sólo cinco pesos por cada producto que llega a las manos de nuestros usuarios.

Somos cinco personas en la empresa: Eduardo Blancas, director de tecnología, a quien conocí en la universidad y con quien empecé a desarrollar la aplicación; Aldo, de 24 años, a quien conocí en Facebook gracias a que tiene una empresa de desarrollo de aplicaciones llamada Touches Began; Daniel del Villar, que se encarga de ventas y a quien conozco desde la secundaria; Cintia Fragoso, que hoy es directora creativa, y yo, que tengo 22 años.

Nuestra historia con Levanta Capital empezó cuando conocí a Marc Segura en el Tec de Monterrey, hace tres meses. Yo estudiaba ahí la carrera de Creación y Desarrollo de Empresas y Marc había fundado Play Business, una plataforma virtual para fondear startups. En ese entonces su plataforma aún no empezaba a operar, aunque él ya tenía todo listo. En una clase, en la que Marc fue juez, se me acercó al final y me dijo: Carlos, tu proyecto tiene que estar en Play Business.

Acepté. Un mes después, más o menos, me invitó a participar a un evento llamado Levanta Capital, que consiste en una simulación de inversiones en la que las startups presentan su proyecto a los invitados –generalmente inversionistas reales—y son ellos quienes deciden en quién “invertir”, con billetes que no son reales. Al final, se elige a un proyecto ganador, que en esa ocasión afortunadamente fue el nuestro.

Casi de la mano subimos nuestro proyecto a Play Business, la plataforma de Marc. El registro es gratis y muy sencillo, lo haces en tres o cuatro links: abres tu cuenta, te registras, subes tu proyecto y un video describiendo tu modelo de negocio. Tienes que llenar algunos campos como en qué industria participa tu proyecto y cuál es tu producto, además de información muy puntual sobre modelos financieros y algo sobre negocios. Con eso, los administradores de Play Business saben si realmente estás innovando en algo, porque tampoco puedes subir cualquier proyecto.

La ventaja es que en todo este proceso cuentas con el apoyo de Marc. Yo digo que tiene síndrome de Papá Pitufo, siempre está al pendiente de lo que te pasa y, como dice su propio eslogan, la idea de Play Business es que todos juguemos bien. Marc te ayuda en decirte Mira, este modelo financiero está mal, lo puedes hacer de tal forma, te recomiendo que contactes a estas personas, etcétera. Te apoya mucho, la verdad.

Cuando inscribes tu proyecto debes decir cuánto dinero necesitas de inversión, qué estás dispuesto a dar a cambio y en cuánto tiempo lo necesitas. Nosotros, por ejemplo, pedimos 310,000 pesos a cambio de un 5% de nuestras acciones. Pusimos como tiempo límites seis meses. Desde entonces hasta el día de ayer ya habíamos juntado 144,000 pesos. Hoy, en este segundo evento, un inversionista nos dio el dinero que nos faltaba, así que ya tenemos los 310,000 para arrancar.

Sólo en casos como este, que ya cerró la inversión inicial requerida, Play Business te cobra una comisión que va de 1 a 4%, dependiendo del riesgo de cada negocio. Ahora tenemos que checar qué porcentaje nos corresponde.

Aún no lanzamos Fritime pero ya tenemos negociaciones con la cervecera Heineken- Cuauhtémoc Moctezuma, especialmente para sus marcas Indio y Tecate. En los próximos días veremos a Tequila Hornitos, con quienes ya estamos a punto de cerrar trato.

La verdad es que Levanta Capital es más que un juego. Aunque es una dinámica de simulación, sí vienen inversionistas potenciales reales. Hoy, además del dinero que levantamos, un representante de un fondo de inversión nos dijo que quiere inyectarnos capital. Ya veremos qué se logra.

¿Que en qué podría mejorar este evento? Pues esta vez, por ejemplo, ya vinieron más inversionistas que en la primera ocasión. Hoy estuvo muy bien, pero obviamente que, entre más inversionistas vengan, mucho mejor para todos nosotros.

Alejandro Maciel

Alejandro Maciel

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Ha colaborado en medios como el semanario Frente, Reforma, La Razón de México y Expansión.