Cricket Food busca financiamiento para desarrollar alimentos basados en insectos

Cricket Food busca financiamiento para desarrollar alimentos basados en insectos

Elías Ávalos encontró en los insectos la materia prima para combatir la desnutrición. En 2012, el estudiante de ingeniería química del Tec de Monterrey se impuso un reto: crear alimentos con la proteína y los minerales necesarios para ayudar a erradicar los problemas de desnutrición en México. Hoy, su start-up desarrolladora de alimentos a base de insectos Cricket Food, busca una ronda de inversión por 600 mil pesos.

“No me gusta enfocarme en el tema del dinero, siempre he dicho que con lo que tengas puedes hacer algo”, dice en entrevista Ávalos. “Pero por supuesto que si tengo inversión las cosas se acelerarán muchísimo, de lo contrario me tardaría 10 o 15 años en cumplir mi meta”.

Cricket Food inició operaciones formales en enero de 2013, después del periodo de investigación en el que Ávalos se dedicó a buscar el ingrediente adecuado para combatir la desnutrición.

“Durante meses investigué qué tipo de materia prima me ayudaría a proporcionar la cantidad de proteína necesaria”, cuenta en entrevista el fundador de la empresa con sede en Monterrey. “Llegué a la conclusión de que los insectos eran la respuesta que estaba buscando, pues su contenido proteico equivale a 75% de su cuerpo”.

Una vez identificado el ingrediente adecuado, el ingeniero desarrolló el primer prototipo: una galleta elaborada a base de harina de grillo, con alto contenido proteico, equivalente al consumo de una porción de carne de res. Su nombre: Cricket cookie.

Con el proyecto en la primera fase, Ávalos ingresó en septiembre de 2012 al proyecto de emprendimiento Jóvenes con valor, de Femsa y la organización Ashoka. “Ahí desarrollé mi primer producto mínimo viable”, recuerda. “Al terminar ese proyecto, en enero de 2013, Femsa me dio capital semilla para mi empresa, comprar maquinaria y probar qué tanto funcionaba el prototipo”.

Finalmente, en verano de 2014 salió a la venta la primera producción de Cricket cookie, que actualmente se comercializa en tres puntos de venta en Monterrey y una tienda en línea.

“Las ventas son variables, pero comercializamos de 30 a 40 galletas semanales por establecimiento”, detalla Ávalos. El costo del paquete de 12 galletas es de 360 pesos. Un porcentaje de las ventas se destinará a combatir la desnutrición en zonas marginadas.

“Se venden a precios competitivos y un porcentaje de ese dinero lo destinamos a repartir de manera gratuita las cricket cookie en zonas marginadas”, dice el fundador de la empresa. “Es todo un concepto y nos ha ido bien, ahora queremos escalarlo, para ello buscamos la inversión”.

De acuerdo con Ávalos, la inversión que buscan levantar servirá para la construcción de un criadero de grillos más grande, lanzar nuevos productos e involucrar a nutriólogos en la campaña contra la desnutrición.

TE RECOMENDAMOS:

Fundwise busca levantar inversión por 350 mil dólares antes de 2015

Sr. Pago levantó 1 millón de dólares en EU y va por 3 millones más

ComproPago cerró inversión por 200 mil dls; busca 100 mil dls más

Aminetth Sánchez

Aminetth Sánchez

Estudió en la Escuela Carlos Septién García y se inició en el periodismo en 2011. Ha trabajado en medios como Emeequis, Aristegui Noticias, Milenio y Canal 22. Escribe en pixeles pero le gusta leer en papel.