El reto de México es pasar de la visión start-up a la de scale-up, dice Fernando Fabre

El reto de México es pasar de la visión start-up a la de scale-up, dice Fernando Fabre

Fernando Fabre, presidente de Endeavor Global, dice que la misión de los programas de apoyo a emprededores deberían ser para que una pyme deje de serlo y se convierta en una empresa grande, y no para que “sean muy buenas pymes”, como hasta hoy sucede. Es decir, pasar de la visión de start-up a la visión de scale-up.

“Que alguien demuestre que la creación de más empresas genera bienestar”, desafía el presidente de Endeavor. “Es falso. Si creas proyectos para crear pymes extraordinarias, nadie gana. La misión de los programas debería ser: deja de ser una pyme, y esa mentalidad es muy difícil de cambiar”.

De hecho –dice Fabre —países como México o Grecia tienen hasta tres veces más empresas per capita que Estados Unidos, un país donde los estímulos a emprendedores van en función de crecer, y no de generar fuentes de empleo.

Los países pobres, donde la tasa de desempleo es mayor, generan pequeños negocios para generar opciones laborales, dice Fabre. El problema es que no existen incentivos para que estos emprendedores después pasen a ser empresas empleadoras.

Y a pesar de que el país aún tiene mucho por aprender, Fabre reconoce que la política pública federal, a través de la creación del Inadem, ha cambiado la visión que antes tenía el Fondo Pyme, dirigido a crear pequeños negocios. Ahora, dice, el concepto cambió y hasta el nombre, pues ahora le denominan emprendedores de alto impacto.

“El discurso ya empezó a cambiar un poco, ahora ya no es cosa del Inadem, sino que los alcaldes cambien esa lógica de crear empresas”, agrega. “Es increíble ver gobernadores diciendo que durante su gestión van a crear miles de empresas, como si eso sirviera de algo”.

Por eso, Fabre cree que el otro reto que México debe superar es dejar de concebir el ecosistema emprendedor a nivel federal y visualizar ecosistemas locales. “Ya no digo estados, sino ciudades y municipios”, dice.

Y es que en ningún país los casos de éxito suceden a nivel nacional, sino en puntos representativos de cada país. “Cada ciudad y cada alcalde son los que tienen la posibilidad de cambiar ese discurso”, agrega. “El Inadem ya trabaja con gobiernos locales y son sus convocatorias más exitosas, yo creo”.

Alejandro Maciel

Alejandro Maciel

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Ha colaborado en medios como el semanario Frente, Reforma, La Razón de México y Expansión.