La organización Yunus and Youth lanzará en marzo su convocatoria global

La organización Yunus and Youth lanzará en marzo su convocatoria global

Fomentar el emprendimiento social en los jóvenes es el principal objetivo de la organización internacional Yunus and Youth, que en marzo de 2015 lanzará su segunda convocatoria para incubar 40 proyectos emprendedores a nivel mundial.

“Queremos encontrar a jóvenes de todo el mundo, incluyendo mexicanos, que estén empezando su emprendimiento social y necesiten mentoría”, dice en entrevista Cecilia Chapiro, general manager y co fundadora de la organización. “Abriremos 40 lugares”.

Yunus and Youth nació en noviembre de 2013 en Malasia. Durante el evento anual Global Social Business Summit, un grupo de jóvenes organizó una reunión para hablar específicamente sobre emprendimiento juvenil con impacto social y ambiental positivo.

“En la reunión conocí a un grupo de chicos que estaban muy motivados con empezar una empresa social”, cuenta Chapiro, quien trabajó con el Premio Nobel Muhammad Yunus. “Así que armamos la idea de crear una organización, la presentamos y durante el último año trabajamos para hacerla realidad”.

Unos meses después del nacimiento de la organización, el mismo Yunus la bautizó con el nombre de Yunus and Youth. Su principal línea de trabajo: eliminar las barreras y conectar jóvenes con mentores para impulsar el movimiento empresarial social en el mundo.

El programa Yunus and Youth tiene una duración de seis meses. En ese tiempo, los participantes tienen acceso a una red de mentores –integrada por directivos, académicos, empresarios y emprendedores– que los ayuda a desarrollar su potencial y construir, ampliar y acelerar su emprendimiento social.

“Mucha gente quiere empezar un proyecto y se desmotiva antes de que ese proyecto sea realidad, porque no hay apoyo para jóvenes emprendedores”, explica Chapiro. Hasta el momento, el programa ha apoyado a 20 proyectos, tres en un programa piloto y 17 en la primera convocatoria.

El mayor número de proyectos juveniles que han aplicado al programa son de Malasia, Brasil, Marruecos, Estados Unidos, India y África. México, sólo ha tenido un representante , fundador de la start-up Circula Vida.

Para Chapiro, el empoderamiento de los jóvenes es clave para detonar el emprendimiento social. “Son agentes de cambio capaces de resolver problemas sociales, pero la falta de conocimiento y apoyo hace que muchos se desmotiven de emprender, incluso antes de empezar su proyecto”.

TE RECOMENDAMOS:

El Global Social Business Summit busca impulsar el emprendimiento social en México

La Ciudad de México será la sede del primer SenseCamp México 2014

Naranya reta a los universitarios a salir al mercado

Aminetth Sánchez

Aminetth Sánchez

Estudió en la Escuela Carlos Septién García y se inició en el periodismo en 2011. Ha trabajado en medios como Emeequis, Aristegui Noticias, Milenio y Canal 22. Escribe en pixeles pero le gusta leer en papel.