Un ecosistema emprendedor no se construye con políticas públicas, dice presidente global de Endeavor

Un ecosistema emprendedor no se construye con políticas públicas, dice presidente global de Endeavor

Ninguna política pública podrá consolidar el ecosistema emprendedor mientras no se reconozca a los mismos emprendedores como el principal actor, dice Fernando Fabre, presidente de Endeavor Global.

Para Fabre, en México, como en otros países, el emprendedor es visto como el producto de un esfuerzo financiero para generarlo y no como el eje sobre el cual trabajan las universidades, fondos y otras entidades de apoyo.

“No hay manera, por más políticas públicas que se hagan, por más instituciones que trabajen con emprendedores, de crear un ecosistema si el emprendedor no se vuelve dueño de los esfuerzos”, dice en entrevista. “Estamos convencidos de que un ecosistema emprendedor se crea de abajo hacia arriba, no al revés”.

El empoderamiento del emprendedor, según Fabre, se conseguirá poco a poco conforme más emprendedores se vuelvan exitosos y decidan quedarse en sus localidades para inspirar, a su vez, a otros emprendedores. Pero todo esto no es posible sin un acompañamiento desde etapas tempranas.

“Lo hemos visto en Silicon Valley”, explica Fabre. “Gracias a ocho emprendedores que dieron origen a las empresas más grandes, hoy Silicon Valley ha generado trillones de dólares en valor, con una dinámica de gente exitosa que se queda en la localidad para reinvertir su dinero”.

¿Cómo lograrlo? Fabre cree que si un emprendedor tiene todo en su contra desde el principio, sin apoyo ni acompañamiento, será una persona que, en cuanto tenga éxito, querrá salir de su ciudad porque no siente ningún apego a ella.

“Pero si desde el día uno tienes un grupo de mentores que te aporta valor y que demuestra apoyo, entonces sabes que le debes algo al mundo”, dice Fabre. “Encontremos la manera de darles ese apoyo en etapas tempranas, para que en lugar de que se compren un penthouse en Nueva York que se queden en México a reinvertir”.

Esta dinámica ya ocurre en ciudades como Buenos Aires, Santiago, Sao Paulo, Estambul y, aunque en menor medida, en Monterrey y un poco en la Ciudad de México. Sin embargo, el presidente de Endeavor reconoce que Argentina es, por mucho, el país donde se ha visto más ese crecimiento de emprendedores empoderados, a pesar de las condiciones económicas del país.

“Un ecosistema de emprendedores no se crea con mejores políticas públicas”, aclara. “No importa los días que te tardas en abrir una empresa, no conozco un solo emprendedor que no haya abierto su empresa  sólo porque se tarda 40 días en abrirla”.

Alejandro Maciel

Alejandro Maciel

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la UNAM. Ha colaborado en medios como el semanario Frente, Reforma, La Razón de México y Expansión.