Mandarina Hub pretende que su comunidad haga la diferencia

Mandarina Hub pretende que su comunidad haga la diferencia

Cuando Edgar Varela llegó al segundo piso del edificio ubicado en Paseo de la Reforma 36, se encontró con un espacio abandonado y lleno de telarañas. 15 años de abandono habían cobrado su cuota en el polvoriento lugar. Sin embargo, lejos de verlo como una barrera, Varela y sus socios vieron las posibilidades.

Hoy Mandarina Hub es un amplio espacio de coworking en donde no se respira polvo sino un ambiente relajado y creativo. Luego de una serie de remodelaciones que hizo casi en su totalidad el propio equipo de Mandarina, el lugar quedó habilitado como un nodo en donde, más allá de ofrecer escritorios, se hace comunidad.

A partir de una membresía de mil pesos mensuales, los emprendedores pueden acceder a Mandarina Hub, en donde se les ofrece servicios como internet, café, zonas de relajación, pero además cursos, talleres y mentorías.

Además, de acuerdo con las necesidades de cada emprendedor, se pueden integrar al paquete servicios de comunicación, mercadotecnia, diseño, entre otros, a un precio negociable en cada caso, de acuerdo a las posibilidades de cada proyecto. “Hacemos trajes a la medida”, afirma Edgar Varela, uno de los socios fundadores de Mandarina.

A un año de operaciones, Mandarina se ha constituido como un espacio a todas luces joven, en donde el promedio de edad de los emprendedores es de entre 22 y 23 años, con proyectos en etapas tempranas, con un promedio de 30 emprendedores que trabajan diario en el lugar.

Bambú Mobile, Clicky Foco Rojo, son algunos de los proyectos emprendedores que actualmente trabajan en Mandarina Hub. Además del espacio para emprendedores, Mandarina cuenta también con un denominado Mandarina Art, que ofrece a los artistas visuales un espacio de trabajo adecuado a sus necesidades, a manera de un taller colectivo.

“No nos referimos a ellos como coworkers ni como emprendedores, son miembro de la comunidad y todos nos identificamos así”, explica Mariana Calvo, coordinadora en Mandarina Hub.