Columna – ¿Cuánto vale tu empresa o tu proyecto?

Columna – ¿Cuánto vale tu empresa o tu proyecto?

Por Alejandra Prado *

La mayoría de los emprendedores podría hablar durante horas sobre su visión y la forma en que quieren cambiar el mundo con su proyecto. Pero cuando se trata de defender los cálculos sobre la viabilidad financiera del mismo, la inspiración no es suficiente.

Presentar un plan de negocios con una sólida preparación financiera y con el sustento necesario para respaldar los supuestos planteados puede ser la diferencia entre atrapar la atención de los inversionistas para discutir la estrategia del negocio o perder la oportunidad de conseguir un socio.

Hay grandes ideas que no logran concretarse porque no sabemos cómo aterrizarlas. Y muchas veces, aun y cuando podemos echarlas a andar, necesitamos vender nuestro proyecto a posibles inversionistas que hacen preguntas de un plan de negocios inexistente o con un soporte financiero empírico.

¿Cuánto vale mi idea? Es difícil o incluso imposible decirlo si no tenemos un plan de negocios que ponga en blanco y negro los ingresos y utilidades que podemos conseguir con ella. En ocasiones el que tiene la idea no es el que más se beneficia económicamente de ella, sino quien sabe hacerla realidad y aún más quien sabe venderla.

Existen diversas definiciones y tipos de valor, pero por ahora nos enfocaremos en ¿cuánto estaría dispuesto a pagar alguien por mi idea, proyecto o empresa? Estimar este valor siempre involucra algo de subjetividad de conceptos, insumos, supuestos, etc. Pero entre más conocimientos tengamos de valuación, mayor objetividad y sustento podemos involucrar en nuestro análisis.

Las compañías grandes saben lo que valen y conocen el rendimiento que ofrecen a sus inversionistas actuales y potenciales. Todas sus nuevas inversiones son analizadas con ciertos estándares de rentabilidad objetivo y basan sus proyecciones en historias de éxito previas con inversiones similares, en su conocimiento y experiencia en la industria, en el valor y posicionamiento de su marca en el mercado, etc. Un negocio o proyecto nuevo es más difícil de valuar.

El plan de negocios se basa en expectativas sin sustento de éxito pasado, por lo que la estimación de ingresos y márgenes potenciales demanda un minucioso análisis demográfico, económico y de la industria. Adicionalmente es útil incluir un análisis de compañías comparables (a pesar de la evidente diferencia en tamaño) que ofrece parámetros ideales hacia los que debería tender nuestro proyecto en términos de márgenes, necesidades de inversión de capital, manejo de efectivo, entre otros.

La teoría de valuación ofrece diferentes enfoques que se aplican en función de las características específicas y de la información disponible de cada caso. El enfoque de ingresos es el más empleado para la evaluación de un nuevo proyecto de inversión. Y dentro éste, el método de Flujos de Efectivo Descontados. (Ya hablaremos de este método en otra columna.)

Por lo pronto, les invito a que me envíen cualquier duda que tengan sobre cómo valuar su empresa o su proyecto. Mientras más información me envíen, les puedo dar una mejor retroalimentación y sugerencias. Pueden escribir su correo a contact@venturamedia.mx.

* Alejandra Prado es directora en BValue Consulting en donde ha valuado más de 100,000 MDD en activos, incluyendo 28,000 MDD en activos intangibles.